Autismo

Autismo

Desde muy temprano podemos ayudar al niño con autismo

El autismo, o trastornos del espectro autista (Autism Spectrum Disorder) es un desorden complejo del desarrollo que afecta la manera en que la persona se comporta, interactúa con los demás y aprende. Afecta la estructura y el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso central.

Los síntomas varían en cada persona, por eso es llamado “espectro” ya que se refiere a una gama amplia de síntomas, en algunos se presentan leves y en otros los síntomas son graves.

El área más afectada es la comunicación (lenguaje receptivo y expresivo) y algunas veces acompañado de comportamientos repetitivos o estereotipados (por ejemplo, ordenar objetos de manera obsesiva, seguir rutinas específicas).

Actualmente se presentan casos de este trastorno en 1 de cada 68 individuos. La incidencia es más alta en los niños que en las niñas.

Los neurólogos, psicólogos o psiquiatras son los más adecuados para dar un diagnóstico apropiado. Entre los 2 y 3 años los especialistas pudiesen dar formalmente un diagnóstico, sin embargo, nuevas investigaciones han observado rasgos de signos de este trastorno a los 6 meses de nacimiento.

Los padres y familiares cumplen un rol fundamental en los primeros años del bebé, en muchos casos son ellos los que notan que “algo” no está bien. Recientes investigaciones demuestran que cuando los padres sospechan preocupaciones, generalmente están en lo correcto

Por esta razón recomiendo conocer los indicadores del desarrollo en cada etapa del bebé, click aquí. El desarrollo puede variar en cada niño de 2 a 3 meses de diferencia, pero si es más que eso (antes de los 3 años), es recomendable hablar con el pediatra para un pronta evaluación y preguntar acerca de programas locales de intervención temprana.

Lista de signos importantes que sugieren riesgo o retraso en el desarrollo o un posible trastorno autista

  • No muestra sonrisas o expresiones de alegría a los 6 meses
  • Poco contacto visual o evita contacto visual a los 6 meses
  • No hy balbuceo a los 12 meses (mamama-papapa-dadada)
  • No responde cuando lo llaman a los 12 meses
  • No hay respuesta o imitación de gestos como señalar algo, saludar o despedir la mano a los 12 meses
  • No hay palabras a los 16 meses
  • No hay frases de 2 palabras juntas para comunicarse espontáneamente a los 24 meses
  • Repite una y otra vez sin sentido palabras o frases que escucha
  • Perdida del lenguaje o habilidades sociales a cualquier edad
  • Agita las manos repetidamente (conducta estereotipada)
  • Alinea objetos excesivamente
  • Inflexibilidad al cambiar de actividades en la rutina
  • No le interesa jugar con otros niños a los 24 meses
  • No imita muecas o caras diferentes a los 24 meses

Otras afecciones que pudiesen tener niños con trastorno del espectro autista

  • Muestra disgusto ante contacto de la ropa sobres su piel
  • Experimenta incomodidad excesiva ante ciertos sonidos como la aspiradora, licuadora u otros sonidos de máquinas, llegan a taparse los oídos o gritar
  • No reacciona ante dolores intensos o mucho frío
  • Excesiva sensibilidad a la luz o colores intensos
  • No tolera diversas o nuevas texturas de los alimentos
  • No tolera tocar y jugar con texturas como arena, plastilina, pintura de dedos…

Si tu hijo presenta algunos de estos signos en la lista no significa que tiene autismo. Debes consultar con el pediatra, compartir tus preocupaciones y solicitar evaluación.

Fuente de información: Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development. Autism Speaks. National Institute of Mental Health. Sensory Processing Disorder Foundation. Center for Decease Control and Prevention
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestCheck Our Feed