Perdida auditiva

La perdida de audición puede ocurrir cuando alguna de las partes del sistema auditivo no funciona de la manera normal. La perdida auditiva afecta las destrezas para desarrollar la comunicación, el lenguaje y habilidades sociales. Puede diagnosticarse por una prueba auditiva o evaluación completa de la audición. Ocurre en cualquier momento de la vida, desde antes del nacimiento o en la edad adulta.

2 de cada 1000 niños en Estados Unidos tienen problemas auditivos. La perdida auditiva puede ser: leve, moderada, severa o profunda. Los tipos de perdida auditiva varían dependiendo del área afectada: Conductiva, Neurosensorial, Mixta y Central.

Síntomas de perdida auditiva:

  • No se sobresalta con ruidos fuertes
  • A los 3 o 4 meses de edad no se voltea para buscar la fuente del sonido
  • A los 12 meses no dice “papá” o “mamá”
  • No voltea cuando lo llaman por su nombre
  • Parece escuchar unos sonidos pero no otros

La intervención temprana es fundamental para desarrollar destrezas de comunicación, lenguaje y habilidades sociales. Estudios demuestran que estas actividades a temprana edad pueden mejorar significativamente el desarrollo del niño. Opciones del tratamiento es el uso de dispositivos auditivos (audífonos e implantes cloleales.), aprendizaje de lectura de labios, terapia de habla, palabra complementada  y lengua de señas estadounidense (ASL).

Fuente de la información: Hearing Loss Association of America. My Child Without Limits. Centers for Disease and Control and Prevention.
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Google PlusVisit Us On PinterestCheck Our Feed